Fotosíntesis aumentada (HOJA INFORMATIVA)


“El uso de monocultivos transgénicos con “fotosíntesis aumentada” podría exacerbar el acaparamiento de tierras y los desplazamientos forzados.”

DESCARGAR: https://es.geoengineeringmonitor.org/wp-content/uploads/2022/02/12-fotosintesis.pdf

Descripción y propósito de la tecnología

La fotosíntesis aumentada es una propuesta de geoingeniería basada en la idea de que plantas y algas podrían manipularse genéticamente para expresar rasgos fotosintéticos “más eficientes”, lo que llevaría a esos organismos a absorber y metabolizar más CO2. Según críticos de este enfoque, aumentar artificialmente la fotosíntesis manipulando plantas es un proyecto con muchos riesgos, en especial para la seguridad alimentaria. Hay serias preocupaciones respecto a cualquier forma de ingeniería genética de la vida vegetal, pues conlleva efectos secundarios inesperados,
riesgos de contaminación de los sistemas naturales, impactos poco conocidos a largo plazo en seres humanos y ecosistemas, y un fuerte control por parte de las corporaciones.

Sus promotores justifican la investigación sobre la alteración de la fotosíntesis principalmente con argumentos referidos a los alimentos: que
la población mundial está creciendo, que el rendimiento de los cultivos ha llegado a un tope y que, dada la creciente demanda de alimentos y combustible ante el cambio climático, debemos encontrar una forma de aumentar el rendimiento de los cultivos. Los geoingenieros argumentan también que “la manipulación artificial de fotosíntesis es fundamentalmente una vía para aumentar el potencial genético de rendimiento de los principales cultivos”. Pero dado que esta modificación está diseñada también para remover más CO2 de la atmósfera utilizan
también argumentos climáticos para justificar esta investigación. Los efectos previstos de remoción de dióxido de carbono por fotosíntesis aumentada se basan en el supuesto de que el CO2 adicional que absorberían
las plantas genéticamente manipuladas quedaría permanentemente en suelos o en el fondo del mar, lo cual es altamente improbable.

Pulsen aquí para leer la hoja informativa

Download post as PDF