INYECCIÓN ESTRATOSFÉRICA DE AEROSOLES (HOJA INFORMATIVA)


image_pdfSee as a PDF

“La inyección estratosférica de aerosoles mediante un globo de gran altitud es una de las propuestas de geoingeniería climática
Ilustración: Hugh Hunt, tomada de Wikipedia.”

DESCARGAR: https://es.geoengineeringmonitor.org/wp-content/uploads/2022/02/13-sai-Final.pdf

Descripción y propósito de la tecnología

La inyección estratosférica de aerosoles (SAI, por sus siglas en inglés) es una propuesta teórica de geoingeniería solar para rociar grandes cantidades de diminutas partículas reflejantes en la estratósfera, una capa superior de la atmósfera terrestre, con la meta de bajar algo la temperatura del planeta reflejando la luz solar hacia el espacio. Plantean rociar partículas reflectantes como dióxidos de azufre, sal finamente pulverizada o carbonato de calcio, desde aviones, disparando las partículas desde cañones de artillería o utilizando grandes mangueras para llegar al cielo.

Ninguno de estos enfoques de geoingeniería solar aborda las causas subyacentes del cambio climático. Lo que pretenden es controlar parte  de la radiación solar entrante emulando las nubes de polvo ricas en azufre que permanecen en la atmósfera tras grandes erupciones volcánicas. A diferencia de una erupción volcánica, la inyección estratosférica de aerosoles supone la inyección constante de partículas para mantener las capas artificiales.

La inyección estratosférica de aerosoles con dióxido de azufre es la propuesta más estudiada. Simulaciones por computadora sugieren que esta técnica probablemente causaría sequías en África y Asia y estiman que podría poner en peligro las fuentes de alimentos y agua de dos mil millones de personas. Debido a los impactos globales desiguales y a su potencial para ser convertida en arma, la geoingeniería solar conlleva desafíos insuperables para la gobernanza. Por ello, cientos de organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo están haciendo un llamado para la prohibición global de la geoingeniería solar.

Pulsen aquí para leer la hoja informativa